Estudiantes de liceos técnicos profesionales han perdido más de la mitad de sus horas prácticas

Monday 24 de May, 2021

 

Según el Misterio de Educación, en la región 503 alumnos de 4° medio han perdido más de 545 horas producto de la falta de actividades presenciales.

Pese a que poco a poco los establecimientos educacionales del país están reabriendo sus puertas para que sus estudiantes continúen con las actividades presenciales, en la región de Magallanes y Antártica Chilena la situación es diferente, debido a la cuarentena total que afecta a las capitales provinciales, ante lo cual el Seremi Rodrigo Sepúlveda Tagle mostró su preocupación por los estudiantes de Liceos Técnico-Profesionales (TP) de la región, uno de los sectores más afectados por la suspensión de clases presenciales a causa del Covid-19. 

De acuerdo a Mineduc, más de 150 mil estudiantes de esta modalidad educativa se han visto afectados por la pérdida de horas prácticas, particularmente aquellos de los 409 liceos TP del país que no han reanudado clases presenciales desde marzo de 2020. A este último grupo pertenecen 503 alumnos de 4° medio de la región, quienes han perdido un 61% de sus horas prácticas (545), lo que supone un tercio de la formación necesaria para su especialidad.

El seremi Rodrigo Sepúlveda Tagle calificó esta situación como “preocupante” por lo que hizo un llamado a que los establecimientos reabran sus puertas. “Es importante que en la medida que las condiciones sanitarias lo permitan, los sostenedores, especialmente los municipios, hagan los esfuerzos necesarios para que los estudiantes vuelvan a la presencialidad, son ellos los principales sostenedores de la educación pública y es fundamental que aseguren el derecho de los alumnos a la educación. La pandemia nos ha llevado a una situación crítica en cuanto a la pérdida de los aprendizajes, por lo que tenemos que hacer todos los esfuerzos para recuperarlos cuanto antes”.

En el presente año escolar más de mil alumnos de 3° y 4° medio de la región y más de 74 mil a nivel nacional acumulan 238 horas prácticas perdidas para su formación específica.

Directores de TP apuestan por el retorno gradual y seguro a clases

Aún cuando la región de Magallanes se encuentra con sus capitales provinciales en cuarentena total, la necesidad de retomar la presencialidad sigue siendo una prioridad de los directores de Liceos Técnico-profesionales de la región, quienes hacen hincapié en retornar a las salas de clases y talleres en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan.

Así lo explica Cristina Susy, directora del Liceo Bicentenario Luis Cruz Martinez de Natales, establecimiento técnico profesional que entrega especialidades como Servicios Hoteleros, Turismo, Enfermería y Mecánica Automotriz. “Actualmente Natales se encuentra en cuarentena total y antes de que retrocediéramos a cuarentena estuvimos a punto de regresar a clases presenciales, pero no alcanzamos a concretar el proceso. Como liceo y en medio de todo esto, hemos tenido que adaptarnos a esta pandemia. Durante el año pasado priorizamos la concreción de las prácticas profesionales para nuestros estudiantes que se llevaron a cabo en el verano. En este grupo priorizamos a los estudiantes que egresaban, para que concluyeran bien con sus procesos. Pero volver a la presencialidad sigue siendo necesario para retomar la interacción entre el docente y alumno, que en la educación técnico profesional es esencial en el proceso de aprendizaje. El docente puede entregar todos los conocimientos teóricos a través de la clase online pero la práctica, la interacción con el estudiante debe hacerse frente a frente”.

Junto a lo anterior, la directora también valora el trabajo desarrollado por su equipo de docentes de especialidad que, en enfrentados a un formato digital se han visto también muy presionados para enseñar. “Aquí no sólo se pierden horas de trabajo práctico de los estudiantes. También esto afecta a nuestros docentes de especialidad. Para ellos enseñar sobre mecánica automotriz, enfermería o turismo se ha tornado muy complejo, en que han debido lidiar con la falta de contacto con el estudiante en el taller, frente al motor y atendiendo en la práctica las dudas y preguntas de los estudiantes”, afirmó.

Por su parte, Guillermo Díaz, director del Instituto Superior de Comercio José Menéndez de Punta Arenas afirma que la falta de horas prácticas de trabajo de sus estudiantes ha significado un enorme perjuicio.  “Para nosotros, la pérdida de horas de práctica ha sido un problema para nuestros estudiantes. Si bien la pandemia nos ha obligado a cambiar nuestros planes y adecuar las prácticas profesionales, esto ha significado un perjuicio para nuestros egresados y los que aún cursan el 4to medio”, aseguró.

El Instituto Superior de Comercio “José Menéndez” es el único establecimiento de educación Media que forma estudiantes en el campo de la Enseñanza Técnico -Profesional en el área de la Administración y el Comercio, en la región, por lo que habían centrado sus esfuerzos en vincular a sus estudiantes con las grandes empresas de Magallanes. Díaz comenta que “con la pandemia, el año pasado fue muy complejo incluir a nuestros alumnos en prácticas. Este año el proceso está costando también por lo que esperamos que, en cuanto esta cuarentena termine en Punta Arenas, podamos retomar las clases presenciales y los procesos de práctica profesional en cada una de nuestras especialidades. Nuestra prioridad es retomar las clases con los alumnos de 3ro y 4to medio”, dijo.

“Nada reemplaza la presencialidad, eso es un hecho innegable. Y para eso estamos esperando que nuestro sostenedor, la Corporación Municipal de Punta Arenas, nos permita retomar las clases cuando salgamos de la cuarentena total y avancemos en fase 2, manteniendo todas las medidas de resguardo de nuestros alumnos y docentes. Nuestros estudiantes necesitan verse con sus compañeros, interactuar con sus profesores, recibir respuestas a sus dudas in situ, y debemos reforzar las prácticas en las empresas a las cuales les proveemos de técnicos cuando nuestros estudiantes egresan. Allí es donde estamos poniendo nuestros esfuerzos, para lo cual esperamos que la situación sanitaria nos acompañe”, concluyó Guillermo Díaz.